En el país se desperdician 9 millones de toneladas de alimentos al año, mientras que 2.8 millones de personas no disponen de la cantidad de alimentos suficientes para cubrir sus necesidades. Debido a esta problemática, San Fernando firmó un convenio con el Banco de Alimentos, a fin de contribuir con sus donaciones a reducir el hambre y el desperdicio de alimentos, beneficiando a pobladores de Lima y provincias.

 

De esta manera, consecuentes con su compromiso de contribuir con la mejora de la calidad de vida de las poblaciones más vulnerables, a través del aporte proteico, y acorde con una política de donaciones, que privilegia el aprovechamiento de quienes más lo necesitan y la eficiencia logística en la distribución de alimentos, San Fernando apoyará las acciones del Banco de Alimentos para reducir algunas problemáticas que preocupan en el país.

Es importante resaltar que de todos los alimentos que se producen en el país, el 33% se desechan, los que podrían haber representado alimentos para millones de peruanos. Por ello, el Banco de Alimentos busca el apoyo de instituciones como San Fernando, a fin de recibir alimentos que hayan perdido valor comercial pero que son aptos para el consumo humano, a fin de distribuirlos a sus instituciones beneficiarias.

La empresa de consumo masivo considera que el canal más efectivo para sus donaciones son instituciones reconocidas en apoyar a poblaciones vulnerables en situación de desastres, apoyo de campañas y asistencia constante. En ese contexto, el Banco de Alimentos es la única organización en su tipo autorizada y reconocida entre los agentes del canal moderno, y cuenta con una red empadronada de instituciones de caridad en Lima.