Por lo general, al decir «nuevas experiencias gastronómicas» se espera algún uso diferente de un insumo, otra forma de prepararlo o de presentarlo o una temática especial del menú. De ahí que Peruvian Experience resulte una verdadera novedad en el espacio gastronómico nacional.

 

Como si de un viaje se tratara, Peruvian Experience propone un recorrido interactivo que para ser disfrutado plenamente demanda tocar, ver, probar, preparar y hasta bailar.

Pero ese recorrido, que por su amplitud requeriría muchos días y toda clase de desplazamientos, se desarrolla en sus flamantes instalaciones en el corazón de Miraflores, especialmente diseñadas e implementadas para tal propósito

¿Qué hace distinta esta experiencia? Tras la bienvenida a cargo de la guía de turno (son varias, porque los grupos se suceden uno a otro, en breves intervalos) y de un Pachacútec animatrónico en tamaño real, sigue un paseo en el cuarto piso en una sala denominada Kitchen Army, equipada con efectos especiales y audiovisuales para vivir la historia y la gastronomía de la distintas épocas y regiones del Perú.

Pachachútec animatrónico y experiencia sensorial en Peruvian Experience (Fotos/collage: Mary Sáenz)

A continuación, en la tercera planta, a la que se desciende apreciando la caída de un enorme quipu que cuelga desde el quinto piso hasta el primero, los visitantes ingresarán al Viñedo, en que aprenderán sobre el proceso del pisco, para vivir luego en el bar la Pisco Experience: aprender a preparar un pisco sour de la mano del bartender Marcos Blas.

Abierto el apetito con el clásico aperitivo, se aplaca de la propia mano en una clase de ceviche o causa en la Cocina Colaborativa. Y de inmediato, se completa el disfrute del recetario nacional en sus tres regiones con un menú degustación de 10 tiempos llamado Taste of Perú, a cargo del reconocido cocinero Nilo Do Carmo y un amplio equipo.

Master class de pisco sour, cocina colaborativa y menú degustación en Taste of Peru (Fotos/collage: Mary Sáenz)

Lo que se aprecia en esta Peruvian Experience es el esmero por desarrollar una propuesta que en las dos horas y media que dura dé un panorama integral de los sabores peruanos integrados a su cultura y tradición. Contenidos para los que todo el personal -de guías a cocineros y bartenders- han construido una afiatada performance.

Quizás si algo pudiera complementar esta inmersión intensiva en el universo gastrocultural del Perú -ideal para turistas que llegan a la capital con tiempos ajustados para negocios o de tránsito- sea la inclusión de aromas -como los del viñedo, el limón o los productos marinos, por ejemplo- que acompañen el recorrido y cierren el circuito.

 

 

 

 

 

 

*Tasting realizado vía invitación del departamento de Marketing de Peruvian Experience*

Print Friendly, PDF & Email