Gran acogida tuvo la primera edición del Festival Gastronómico y Cultural Gochiso Perú que se realizó en los Domos de la Costa Verde. Entre las propuestas culinarias se encontraba Maido, Tzuru, Omatsu y Yogashi en los postres.

 


Del 27 al 29 de octubre en los Domos Art de la Costa Verde en San Miguel se realizó el primer Festival Gastronómico y Cultural Gochiso Perú organizado por la Asociación Gastronómica Nikkei, con el objetivo de dar a conocer la gastronomía peruano japonesa, su historia y evolución.

-La propuesta gastronómica y cultural nikkei-

Los organizadores convocaron a algunos de los exponentes más destacados de la culinaria nikkei, pasando por los clásicos makis nikkei a lo criollo, y del street food hasta lo gourmet.

Entre ellos se encontraba el que hoy es el Mejor Restaurante de Latinoamérica según la lista S.Pellegrino Maido con las Carrilleras Nitsuke (carrillera de ternera cocida al vacío, arroz salteado y crema de papa nativa).

Carrilleras Nitsuke de Maido (Foto: Mary Sáenz)

En Tzuru podía escoger entre un Tako Bellaco y la Panceta Kakuni y choclo nikkei (panceta a baja temperatura, reducción de shoyu, mirin y sake, piel crocante y choclo de carretilla).

Panceta Kakuni y choclo nikkei de Tzuru (Foto: Mary Sáenz)

 

En las sopas estaban el Okinawa Soba, el Misoshiru y el infaltable Ramen (pasta larga artesanal acompañado de chashu -cerdo marinado- espinaca, huevo cebollines y maíz dulce), este último de Omatsu.

Contundente Ramen de Omatsu (Foto: Mary Sáenz)

En los dulces estaba Yogashi en donde se podía escoger entre una buena variedad de postres y pasteles como el Matcha White (mousse de té verde y mousse de chocolate blanco), el Choco Dome 60% y el Green Tea Opera. La simplicidad estaba a cargo de AGN con los Taiyaki (pastelitos con forma de pescado relleno de manjar blanco o chocolate), el Yukamochi (clásico nikkei con base en yuca) y los tradicionales Mochi de diversos sabores.

Para beber: cervezas japonesas (Orion, Kirin, Asahi, Sapporo), sake y whisky Sunctory Hibiki.

Mochi de coco de AGN (Foto: Mary Sáenz)

-Otros atractivos de Gochiso-

En cuanto a la organización estuvo bastante ordenado. La ubicación -Domos Art- en plena Costa Verde de San Miguel no revestía mayor problema para llegar o salir tanto en auto como a pie. El estacionamiento era gratuito.

La feria estaba dividida en la sección de market, la gastronómica, el bar tipo lounge, juegos para niños, mesas (aunque faltaba bastante espacio para sentarse). Para consumir se adquirían tickets que servían para comprar en todas las secciones y se vendían en combos de 30 y 50 soles. El servicio en las cajas y los stands era bastante rápido, sin mucha cola (pese a la gran afluencia de público).  Los precios de los platos iban desde los 4 a los 19 soles por porción.

En Gochiso se podía encontrar toda la propuesta nikkei (Fotos: Mary Sáenz)

Además de los shows (algunos en idioma japonés), también habían clases gratuitas ofrecidas por el Centro Cultural Peruano Japonés y hasta una biblioteca. Tiendas ofrecían artículos de origen japonés, golosinas importadas, implementos e insumos propios de la cocina japonesa y hasta árboles bonsai.