Pedro Miguel Schiaffino es uno de los cocineros peruanos en cuyo haber se cuentan premios y reconocimientos tanto en el plano personal como por sus restaurantes Malabar y amáZ. Sin embargo, este American Express Icon Award llega, además, por su incansable trabajo en torno a la conservación de los ecosistemas de la Amazonía peruana.

 


Aunque es más bien conocido por su faceta de cocinero y porque sus restaurantes forman  parte de las más conocidas listas y ránkings gastronómicos, pocos saben que este cocinero -que se mueve muy discretamente en el circuito- hace algunos años comenzó una transformación que, si bien inició en sus restaurantes, ha ido concretando con el transcurrir del tiempo.

-Más allá de los restaurantes-

Viéndolo en perspectiva, tanto su propuesta gastronómica como los proyectos que lidera y que le han valido el American Express Icon Award, son bastante coherentes con algunas declaraciones en las que expresaba su desilusión con la alta cocina y con la falta de reflexión de Latinoamérica en torno a su propia biodiversidad y su conservación (*).

Pedro Miguel Schiaffino se ha lanzado al rescate del paiche silvestre a través de Despensa Amazónica (Foto: Malabar)

Además de la huerta que abastece las cocinas de sus restaurantes, Schiaffino lidera el proyecto Despensa Amazónica, un atrevido movimiento que busca ser un agente de cambio en la conservación del ecosistema y mejorar la calidad de vida de las comunidades de nuestra Amazonía.

Según la página web oficial, Despensa Amazónica se encuentra trabajando dos proyectos: Paiche Natural Sostenible y Tucupí Negro. En cuanto al primero, Paiche Natural Sostenible busca recuperar esta especie depredada de su hábitat natural, involucra a 32 pescadores artesanales Yarina y la Reserva Natural de Pacaya Samiria y ha permitido el incremento de la población de paiches silvestres. Por su parte, el Tucupí Negro, que una receta ancestral con base en yuca brava de las comundades nativas de Loreto, trabaja con 24 mujeres de las etnias Bora y Buitoto de la cuenca del río Ampiyacu.

En resumen, Pedro Miguel Schiaffino recibe este valorado reconocimiento por su trabajo en la cocina y más allá de la cocina.

 

 

 

 

(*) Catering & Gastronomía, Edición 8 (pag 52 al 55), «Los malabares de Schiaffino».

Print Friendly, PDF & Email